Papas y camotes peruanos estarán en almacén mundial

Fuente: Check Peru News 

papa.jpg

Miles de variedades de papa y camote silvestres y cultivados del banco genético que el Centro Internacional de la Papa (CIP) guarda en custodia, serán enviados a fines de enero a la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, Noruega, en la que también se almacenarán otros importantes cultivos alimenticios, forrajeros y agroforestales de diversas partes del mundo.

La iniciativa -conocida como SGSV por sus siglas en inglés- es un esfuerzo internacional para salvaguardar el patrimonio agrícola de la humanidad en caso de algún desastre que ponga en riesgo la seguridad alimentaria del mundo. La bóveda ha sido construida por el gobierno de Noruega como un servicio a la comunidad mundial y entrará en funciones dentro de pocos días.Su operación será financiada por el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos, una ONG internacional con sede en Roma. 

Ubicada en la aldea de Longyearbyen, en una remota isla cerca al Círculo Polar Ártico, a varios metros de profundidad, en el permafrost ártico, la bóveda contendrá duplicados de semillas procedentes de los centros internacionales del Grupo Consultivo para la investigación agrícola Internacional (CGIAR) con sede en Benin, Colombia, Etiopía, Filipinas, India, Kenia, México, Nigeria, Perú y Siria que, en conjunto mantienen 600 mil variedades de plantas en bancos genéticos o de germoplasma.

En el caso de las muestras de papa y camote que se enviarán, se ha procurado incluir las más representativas de diversas partes del mundo y adaptables a diversas condiciones agroecológicas, informaron fuentes del CIP en Lima. «El material que enviaremos estará en la forma de semilla botánica, que es la mejor forma de conservación a largo plazo», señaló Charles Crissman, Director Adjunto de Investigación del CIP. 

«Se ha realizado una cuidadosa selección del material a enviarse, para que sea altamente representativo de la rica biodiversidad de la papa y el camote y, tanto en las semillas silvestres como cultivadas, se han incluido muestras que son únicas en el mundo, que solo existen en la colección mundial que el CIP guarda en custodia para la humanidad», señaló. 

Además de papa y camote, otros cultivos alimenticios que se almacenarán serán arroz, yuca, trigo, maíz y frijol, se informó durante la presentación de la iniciativa, el miércoles 23 de enero en la Ciudad de México. «Muchas de las líneas locales tradicionales de estos cultivos se habrían perdido de no haber sido recolectadas y almacenadas en estos bancos de germoplasma», señaló Cary Fowler, Director Ejecutivo del Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos, entidad que cubrirá los costos de la preparación, empaque y transporte de las semillas del CGIAR al Ártico.

Todas las semillas de Svalbard estarán disponibles para reforzar la seguridad alimentaria en caso de que un desastre generado por el hombre o un desastre natural amenace los sistemas agrícolas, o hasta los mismos bancos de germoplasma, se informó. «Necesitamos entender que los bancos de germoplasma no son museos de semilla sino repositorios de recursos biológicos vitales que se usan casi todos los días en la batalla sin fin contra las principales amenazas de la producción de alimentos», dijo Emile Frison, Director General de BioversityInternational, uno de los centros del CGIAR, con sede en Roma, quien coordina las iniciativas relacionadas con la diversidad de cultivos de este singular sistema.

«Vamos a necesitar esta diversidad para desarrollar nuevas variedades que pueden adaptarse al cambio climático, a nuevas enfermedades ya otras amenazas rápidamente emergentes», añadió. ¿Por qué son importantes los bancos de germoplasma? Las colecciones del CGIAR son famosas en los círculos científicos como un conjunto de tesoros para los mejoradores de plantas que buscan rasgos que les ayuden a combatir las enfermedades y plagas que destruyen los cultivos.

Sólo entre enero y agosto del 2007, los centros del CGIAR distribuyeron casi 100,000 muestras. Los materiales van principalmente a investigadores y fitogenetistas que buscan rasgos genéticos para crear nuevas variedades que ofrecen beneficios tales como rendimientos más altos, un mejor valor nutritivo, resistencia a plagas y enfermedades, y capacidad para sobrevivir condiciones climáticas variables que pueden causar inundaciones y períodos de sequía más frecuentes. 

Así, en el Perú, hasta la fecha se han distribuido alrededor de 1,300 variedades de papa nativa limpia de virus proveniente del banco genético, a 44 comunidades andinas que, de esta manera, han visto incrementar sus rendimientos en 30 por ciento en promedio.Además, estas colecciones a menudo se han utilizado para ayudar a restaurar sistemas agrícolas después de conflictos y de desastres naturales.

Por ejemplo, después del tsunami en Asia en el 2004, el Centro Internacional de la Papa envió a Indonesia 12,000 esquejes de camote adaptados a suelos salinos que fueron de gran ayuda para la alimentación local y para restaurar los balances del suelo. Dos años antes, colaboró con otros 3 centros del CGIAR proporcionando semilla de papa adaptada a las condiciones de Afganistán, donde la guerra prolongada había devastado los campos de cultivos. 

«La Bóveda Global de Semillas de Svalbard es una iniciativa muy importante para la humanidad porque servirá como resguardo alimenticio para el futuro», precisó el Director de Investigación del CIP.

«Es, asimismo, una reserva de genes de gran valor para los futuros trabajos de mejoramiento de acuerdo alos cambios -incluido el cambio climático- que ocurran en el futuro», añadió. «Además, es un gran respaldo para los bancos de germoplasma ya existentes, pues al contar con una nueva base de almacenamiento global se reducen los riesgos de pérdidas de colecciones por cualquier circunstancia», subrayó. 

En efecto, pese al gran servicio que prestan a la humanidad, estos bancos de germoplasma no están exentos de ataques. Así, el de Irak, localizado en la aldea de Abu Ghraib, fue saqueado en el 2003. Afortunadamente existía una colección de seguridad en el centro del CGIAR en Siria. El tifón Xangsanecausó serios daños al banco nacional de germoplasma de arroz de Filipinas en el 2006. Con la creación de la Bóveda, la humanidad estará más protegida frente a esas eventualidades. 

Para más información, consultar el sitio web del gobierno de Noruega en español: http://www.regjeringen.no/en/dep/lmd/campain/svalbard-global-seed-vault/Spa 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s