Militares y autoridades renovaron su amor al Perú

militares-Victoooria… victoria

No es fácil ignorar lo que podría pasarte cuando estás en la mira de un arma de guerra. Que una munición capaz de traspasar paredes te vuele la cabeza, pase silbando por la oreja o estalle cerca del inocente soldado que pasa apuntándote justo ahora.

 

En medio del desfile militar de Fiestas Patrias 2013, las frases repetitivas de cada año, “arriba, siempre arriba Fuerza Aérea del Perú”, o “Herederos de Miguel Grau”, o “hace su ingreso  el Batallón de comandos del Ejército”, eran ayer datos fugaces comparados con lo que sentía muy adentro cada uniformado, mientras los batallones pasaban derramando sudor por la avenida Sánchez Cerro, con una escasa presencia de autoridades, debido a la llegada del Jefe de Estado.

Con cada pisada de bota contra el asfalto, con cada resplandor de tambores y sables, parecían reclamar modernización, moralización, presupuesto y un proceso de reclutamiento más atractivo para los cientos de jóvenes indecisos que miraban pasar mejillas tiznas y fusiles lustrosos de sus Fuerzas Armadas. Como si supieran que al mismo tiempo en Lima se conocía del no al reclutamiento por sorteo y no a la multa discriminatoria para el SMO, la respuesta del Poder Judicial. Y ahora ¿cómo captar más chicos para los cuarteles, para que vengan a marchar aquí? En lugar de respuestas, había miradas de guerra.

Cada vez más gente se inclina a suspender los desfiles. Pero ayer había que estar ahí para sentir esa otra mirada del Perú. La de apreciar el rojo y blanco, el verde olivo, el azul o negro intelectual de las municipalidades, universidades, colegios y Gobierno Regional que también marcharon por la Patria, para sentirse unidos a una cultura y a un pasado común.

Ponerse serio, gritar cantando o escuchar frases sin mucho sentido como que solo marchando se demuestra amor por el Perú, no hacían sino recordar que fuera de la pista de desfile hay millones de peruanos ignorados que aman al Perú de muchas otras formas. Tal vez más eficaces.

-¡Victoria! ¡victoria! del soldado peruano en acción, de un pueblo y su Fuerza Armada, siempre unidos siempre alertas para arrojar a cualquier invasor. Volvía a oírse en la avenida, frente a tribunas con muchas sillas vacías, antes de las canciones policiales, y del ulular de sirenas de bomberos y serenos. Pero la única victoria de la mañana fue la de Defensoría del Pueblo sobre la ley del SMO. Acaban de darle la razón.

Cerca de las 2:00 p.m. ponían fin al himno de los héroes del Cenepa. ¡Viva El Perú!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s