“No hay pase… vaya por la otra calle”

centro de piura cerrado1Piura se quedó ayer sin plaza de Armas. Así estuvo la ciudad desde las 7:00 a.m. hasta las 11:30 a.m. cuando la Policía Nacional del Perú bloqueó los cuatro accesos ante el paro de los tres sindicatos municipales, y se apoderó de este espacio. En medio del calor y el sol, la gente tuvo que alargar su recorrido para llegar a bancos, notarías, juguerías, fotocopiadoras. “¡Es una orden, nadie pasa por aquí!”, fue la respuesta de los efectivos.

“Tengo que ir a la Caja Municipal, ¿por dónde paso si Ud. no me deja?”, se quejó un señor que tenía prisa en ir desde la intersección de las calles Huancavelica con Tacna, al local ubicado al lado del Palacio Municipal.

El Policía, quien junto a unos veintitrés se protegía con cinco tranqueras de metal, sin siquiera mirarle, le respondió fríamente con un “no hay pase”.

Detrás del ciudadano, una madre con su hijo de cuatro años, a quien lo tenía de la mano, rogaba para que la dejen pasar hacia el Banco Continental… El menor apenas si daba pasos, por el cansancio. Con semejante calor

era de entender la desesperación de la señora. “No hay pase… Tiene que darse la vuelta”, le respondió el efectivo…

Los ruegos no daban resultado y la voz de los policías ya sonaba a grabación, con una sequedad y frialdad impresionante. La señora, sin soltar a su hijo, se armó de paciencia para bordear la cuadra 4 de la calle Huancavelica, doblar hacia la izquierda, ir por la Arequipa y entrar por la calle Ayacucho para caminar -¡al fin!- hacia la puerta del banco.

El señor insistía con la Policía… “Tengo que hacer un trámite, ¿por qué no me dejan pasar?”, preguntaba. “No hay pase… Para llegar allá, dé la vuelta, son órdenes”, le insistió el custodio.

Tenía tres opciones: o seguir el camino de la señora (Huancavelica-Arequipa-Ayacucho); ir una cuadra más allá (pasando la Ayacucho hasta Apurímac), o ir por la calle Tacna, hacia la Ica, y entrar por la calle Libertad… “Esto es un abuso”, reclamó. Y no le quedó más que retroceder.

 

Muralla

En la  intersección de la calle Ayacucho con Tacna, los ciudadanos que por ahí intentaban cruzar o solo seguir de largo hacia la Catedral o continuar el camino de todos los días, se encontraban con la muralla humana del “No hay pase”.

“Ya no insistan y mejor váyanse que vamos a tener que tirar bombas”, amenazó un efectivo. La gente iba y venía, reclamando su derecho al libre tránsito, porque –aunque no quisieron dar sus nombres-  estaban molestos porque “no hay derecho para esto”.

“La plaza es de todos… por qué ellas sí pasan y yo no”, le preguntó una señora a un efectivo que solo se había mostrado sensible con dos jovencitas frente a las que hizo gala de la caballerosidad que les negaba al resto…

“No se puede pasar por aquí, ¿No entiende?”, le recriminó… “Pero voy a la notaría”, le insistió la mujer. “Si va a la notaría, muéstreme qué trámite va a hacer”, le exigió el Policía. La necesidad de la señora hizo ceder a esta orden, que quienes la rodeaban cuestionaron porque era más de lo que se podía esperar…

Con desconfianza el efectivo jaló la tranquera, no sin antes llamar a una subordinada para que escolte a la ciudadana… “Dice que va a la notaría, verifica… acompáñala”, le ordenó.

Las voces de los dirigentes de los tres sindicatos de la Municipalidad eran ajenas al descontento… “Nosotros qué culpa tenemos… yo tengo que hacer trámites en la Municipalidad y dicen que no hay atención… Pero no puedo verificar si es verdad”, reprochó otro señor.

La historia, sin que los piuranos se lo hayan propuesto, podría repetirse el lunes. Mientras las autoridades y los trabajadores no se pongan de acuerdo, una nueva toma de la plaza ocurrirá. Será otra orden…

 

POR QUÉ LA MARCHA

* Los trabadores administrativos, obreros y CAS de la Municipalidad de Piura, protestaron porque no hay mejoras laborales.

* Además, piden el cambio de algunos funcionarios que a su parecer generan discordia al interior de la Comuna.

*Cuestionaron el incremento de los trabajadores CAS en los años que lleva la gestión.

* Denunciaron que la Policía cercó desde las 7:00 a.m. la plaza de Armas y para expulsarlos del lugar usó gas pimienta contra las mujeres.

 

DEBE SABER

* Aunque no fue posible obtener una versión municipal que confirmara si los policías estaban a disposición de resguardar a la alcaldesa Ruby Rodríguez, hubo una coordinación directa entre personal del Secom y de la Policía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s