Veintiún personas recuperan la vida gracias a un órgano donado

donar es vida (foto internet)Cuando un ser querido muere, el dolor por su partida es inimaginable. Se ora por su partida, pero no se asume que el fallecido aún puede ayudar a otros. Aunque en lo que va del año, veintiún pacientes han recuperado la vida con un órgano donado, la oficina de Procura y Trasplante de Piura, espera que la cifra se incremente. Todo queda en manos de la familia, que debe superar el dolor y tomar una decisión.

“Observaciones. Donación de Órganos… Sí”. La voluntad del 12% de peruanos que en el Documento Nacional de Identidad (DNI) ha aceptado en vida ser donante cuando le llegue la muerte, aún no es respetada por las familias. Así, cuando se produce una muerte cerebral, esta se opone a que órganos y tejidos sean donados a quienes llevan años en una lista de espera para alargar su vida o mejorarla.

Según informó el coordinador  de Procura y Trasplantes de EsSalud en Piura, Joel Gonzáles Ayasta, el año pasado se declararon treinta muertes cerebrales. De las familias a las que se acudió para pedirles proyecten la vida de sus seres queridos, solo seis accedieron a que sus órganos sean donados.

“Lo ideal era que los familiares de todas esas personas aceptaran donar las órganos que aún pueden servir a otros pacientes… pero no sucedió así”, dijo.

Voluntad

El médico Gonzáles Ayasta se mostró optimista ante los resultados de la campaña de Acta de Compromiso para ser Donante, realizada en mayo de este año, en la cual por lo menos un promedio de trescientos universitarios piuranos firmó por voluntad el deseo de, a su muerte, ser donante de sus órganos.

Sin embargo, como ocurre con el DNI, recordó que es labor de estos jóvenes sensibilizar a sus familias para que acepten ese compromiso y lo pongan en práctica, de presentarse el caso.

“Lo que hace falta es que hablen con sus familias y así como estas respetan la voluntad cuando han pedido ser cremados, acepten dejar que ese joven sea donante cuando ya haya fallecido”, dijo.

Solidaridad

En lo que va del año, se ha trasplantado catorce córneas, seis  riñones y un hígado. Esto, para Jorel Fernández, refleja que la solidaridad se va demostrando.

Sin embargo, señala que aún en Perú el número de donantes es de cuatro por un millón de habitantes, cuando en países como Argentina y Uruguay por la misma cantidad es quince y en Europa, treinta y dos.

“Lo importante es tener en cuenta que todos debemos ser donantes porque todos podemos ser receptores. Nadie está libre de un problema renal o de sufrir un mal cardiaco, o de sufrir un accidente que le afecte la visión”, recordó.

DONAR: UNA DECISIÓN INMEDIATA

* Cuando una persona es declarada en muerte cerebral, se espera que la familia se adapte a la característica del fallecimiento.

* Luego de darse espacio para el duelo y cuando la familia ha asimilado la noticia, se le realiza la petición para saber si puede acceder a la donación.

* No debe pasar mucho tiempo, ya que en la persona con muerte encefálica, en algún momento su corazón va a dejar de latir.

* Esto ocurre porque el corazón se cansa, ya que el cerebro no lo puede controlar.

* Puede seguir latiendo horas, días, semanas, pero se detendrá.

* La solicitud se hace en el momento más difícil, ya que la familia ha perdido a su ser querido, pero está ganando la posibilidad de que esa persona pueda seguir viviendo en este mundo, ayudando a otros a vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s