Comprar un uniforme policial es fácil

uniformesSi a cualquiera de nosotros se le ocurre disfrazarse de Policía, no tiene más que ir a una de las tres tiendas que existen en la ciudad y comprar por 38 soles una camisa, por 25 un quepí, por 200 soles un par de borceguíes… En algunas tiendas, hasta con maniquíes en las puertas anuncian la venta de la ropa. En la Policía, dicen que para vender una prenda militar deben pedir identificación a los compradores.

“Falsos policías secuestran y extorsionan a padre de familia”, dijeron algunos diarios de ayer. Esto nos lleva a preguntarnos ¿Qué tan fácil es comprar un uniforme policial?

Para comprar las prendas de vestir que usa un policía, solo hay que ir a uno de los tres bazares que existen en la ciudad dedicadas al este rubro y adquirirlas.

En la Av. Sánchez  Cerro, un maniquí anuncia a todos la venta de ropa policial. Subiendo las escaleras, un chiclayano cincuentón recibe a sus clientes, y  en el afán de vender saca las prendas y las ofrece, alabando la calidad y señalando que tiene todos los permisos para su venta.

En efecto, en las paredes están las licencias municipales para su giro de negocio, bazar.

–Señor  ¿cuánto me cuesta  llevar un traje completo para Policía?

– Los precios varían de acuerdo a la calidad o el tipo de traje que deseas llevar.

 

El tendero entonces,  va relatando, precios y calidades.

 

-Nos llevamos un quepí, le decimos y así, por 25 soles ya tenemos una prenda policial.

 

Urb. Las Mercedes

Luego vamos a  la Urb. Las Mercedes, donde se ubica JJG, otra de las tiendas que comercializan indumentaria policial y militar.

Al igual del bazar “Anita”,  el que está ubicado en la Av. Sánchez Cerro, se pude comprar cualquier prenda.

-Señorita, ¿tiene camisas para Policía talla M?

-Sí, le cuesta 38 soles.

En el mercado

El bazar de Don Jara es el más reconocido entre los policías y militares, pues sus precios son los más cómodos. Su local “Santísima Trinidad” se encuentra ubicado en el interior del mercado de telas.

Qué dice la ley

El Reglamento del Servicio en Guarnición para las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, “establece que toda persona que no pertenezca a las Fuerzas Armadas o Policía Nacional y que sin la debida autorización del respectivo instituto, use uniforme y/o prenda militar y/o prendas similares que pudieran confundir a la ciudadanía respecto a una supuesta vinculación con alguno de los institutos armados o con la Policía Nacional, y cuyo acto afecte de alguna manera la imagen y prestigio de estas instituciones, será inmediatamente detenida por la Policía Nacional del Perú y puesta a disposición de la autoridad judicial competente. Las prendas serán decomisadas por la Policía Nacional del Perú y remitidas al instituto que corresponda, para su posterior incineración.

“La Municipalidad es el ente encargado de fiscalizar estos bazares y verificar que estén cumpliendo con el reglamento que se les impone al adquirir la licencia de funcionamiento. “Anita”, el que está por el Gechisa (JJG), y Don Jara son los más visitados, vayan a preguntar, verán que les venden lo que quieran sin pedirles ninguna identificación” nos comenta un suboficial de la Policía Nacional, quien se muestra en desacuerdo con esta práctica.

MÁS DATOS

* El acceso al  bazar militar, ubicado en las inmediaciones del Casino Militar, es más restringido.  Solo pueden ingresar y adquirir una prenda militar aquellas personas que muestren su carné de identificación.

* En la zona del mercado llamada “La Cachina”, se vende ropa militar en menor cantidad, pero afirman que la poca que llega sale como “pan caliente”. Lo que más se comercializa son los borceguíes.

* Al Ejército zona norte, el gobierno solo le entrega dos uniformes al año, a diferencia de los combatientes del Vraem cuya entrega de indumentaria es constante.

CONFUSIÓN

Kelman Saavedra, por otra parte indica que la legislación debe ser clara en el sentido del uso de los uniformes, porque actualmente se presta a confusión. Las municipalidades están optando por uniformes camuflados o con colores muy parecidos a los policiales. La vigilancia particular, en algunos casos también opta por colores similares a los de las Fuerzas Armadas. Indica que, se debe emitir una norma que le asigne colores y características especiales a cada institución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s