Revalorar pequeña agricultura es clave para desarrollo local y lucha contra la pobreza

?????????????????????????????????????????????????????????????????????????El aporte y las potencialidades de la pequeña agricultura en el proceso de desarrollo regional y local -como por ejemplo, el hecho de ser fuente de trabajo directa para más de 387 mil personas y de manera indirecta para un tercio de la población regional- la convierten el punto central de cualquier estrategia sostenida de desarrollo local y de lucha contra la pobreza.

Esa es una de las conclusiones coincidentes a las que arriban dos estudios de reciente publicación: “Balance de las políticas públicas y el presupuesto para la pequeña agricultura en la región Piura. Periodo 2009-2013”, elaborado por el economista Humberto Correa Cánova y “Situación actual de la asociatividad agraria en la pequeña agricultura en Piura”, formulado por Carlos Cabrejos Vásquez.

Ambos estudios fueron presentados el pasado viernes 1 de agosto en la ciudad de Piura por el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), Grupo Propuesta Ciudadana y el Grupo Impulsor de Políticas Agrarias Regionales (GIPAR), con la participación de autoridades y representantes del Gobierno Regional Piura, Dirección Regional de Agricultura, organizaciones no gubernamentales, especialistas en temas agrarios , analistas del desarrollo regional, así como estudiantes de universidades locales.

presentacion estudios agro

Además de la presentación de cada estudio por parte de sus autores, se contó también con los comentarios de Maximiliano Ruiz, vicepresidente regional y especialista en desarrollo y política agraria, la consultora independiente Marlene Castillo y el especialista Martín Cornejo.

Otro de los principales aportes de la pequeña agricultura al desarrollo regional señalados por Correa Cánova en su estudio, está el hecho de que el 70% de la producción de alimentos corresponde a este sector ; paradójicamente, al evaluar el gasto público asignado a la pequeña agricultura según niveles de gobierno, se observa que, mientras el gobierno nacional invierte un aproximado de 112 nuevos soles per cápita, el monto asignado por el gobierno regional no supera los 69 soles.

Entre las propuestHUMBERTO CORREAas del estudio de Correa, en el campo de las políticas públicas que debería impulsar la próxima gestión regional, está la necesidad de crear una especie de central de inteligencia económica a cargo de la Gerencia
Regional de Desarrollo Económico, con la capacidad para brindar el apoyo técnico necesario para promover la organización en la pequeña agricultura, contribuir a mejorar sus condiciones de productividad y calidad, y acompañar a las organizaciones en su acceso al mercado. Otro punto fundamental es asegurar el presupuesto necesario para la implementación de las políticas a favor de este sector del agro.

Cabrejos Vásquez, en su estudio, incide también en la necesidad de que la sociedad y sus principales decisores reconozcan el valor de la pequeña agricultura, y a partir de allí emprender una campaña permanente de sensibilización para fomentar y promocionar las ventajas y desventajas de la asociatividad y su formalización.

 Asimismo, recalca que los nuevos programas dirigidos al agro deben tener una mirada integral, no solo centrado en la producción, transformación y comercialización, sino también abarcando temas ambientales, introducción de tecnología y agroindustria, así como la promoción del acceso a la tierra para productoras y productores jóvenes.

Democracia y liderazgo

Ambos estudios hacen hincapié en que urge la renovación de liderazgos, evitar caudillismos que debilitan las organizaciones e impulsar nuevas asociaciones con valores democráticos y transparentes, así como fortalecer gestiones con instrumentos claros y profesionales idóneos para el manejo correcto de la parte administracarlos cabrejostiva y empresarial de las organizaciones.

Necesidad ineludible

Tras la presentación, los comentarios y la participación del público, Juan de la Cruz Rivera, en representación del GIPAR, clausuró la jornada recordándonos que, a lo largo de nuestra vida necesitamos de diferentes profesionales, como médicos, ingenieros, abogados, pero cada día de nuestras vidas, durante tres momentos del día, necesitamos a un campesino.


COMENTARIOS

maximiliano ruizMaximiliano Ruiz, vicepresidente regional de Piura:  Al comentar el estudio de Humberto Correa sostuvo que queda claro que el papel de la pequeña agricultura debe ser revalorado, lo que exige la existencia e implementación de políticas públicas y por tanto, la presencia del sector gubernamental.  También consideró como acertado el análisis presupuestal realizado en el estudio, pues sin presupuesto o con una inversión inadecuada del mismo, las políticas públicas se quedan en el mero discurso.

Sin embargo, el vicepresidente regional recordó que en la actual gestión del Gobierno Regional Piura existen dos avances importantes, cuyo impacto es favorable para el sector agrario: uno es la elaboración y aprobación del Plan Integral de la Cuenca Chira Piura y otro es la creación de áreas de reserva regional en zonas de ecosistemas frágiles y de vital importancia para la biodiversidad y producción de agua en la región.

martin cornejoMartín Cornejo, especialista:  En su comentario al estudio de Carlos Cabrejos, destacó que se evidencia la crisis en la que se encuentran varias asociaciones, pese a que esta crisis se encuentra de alguna manera encubierta con los logros a través del mercado justo.  Dijo también que el documento señala la necesidad de separar el aspecto organizativo del empresarial y esto pasa por la profesionalización de cada uno de estos procesos y de despersonalizar la gestión.

Marlene Castillo, consultora independiente: Al comentar ambos estudios, resaltó el esfuerzo que significa colocar en agenda la necesidad de políticas agrarias, centrar la atención en la pequeña agricultura, establecer que la pequeña agricultura no sale adelante sin la estrategia de la asociat
ividad y que el principal motor de la asociatividad es el mercado.

Fue enfática al detallar que uno de los principales cuellos de botella es que en el nivel regional se trabaja desde un modelo dmarlene castilloe gestión heredado de los CTAR, que hace que las dependencias de gobierno nacional, gobierno regional y dirección regional, en la práctica, muchas veces se encuentren en el mismo campo, cada uno por su lado y con sus propios objetivos. “Esa descoordinación es ineficiencia, dijo, para luego recalcar que las características locales de la agricultura demanda que su gestión y la determinación de sus prioridades se haga desde el gobierno regional y local, no desde el nacional.

 

 

Puede descargar aquí el estudio: Balance de las políticas públicas y el presupuesto para la pequeña agricultura en la región Piura, de Humberto Correa Cánova.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s