BCR pone en circulación moneda alusiva a la Huaca del sol y la luna

El BCR puso en circulación desde el 6 de Agosto la moneda de S/. 1,00 alusiva a la HUACA DE LA LUNA ubicada en La Libertad.
Esta moneda, la décimo séptima de la Serie Numismática Riqueza y Orgullo del Perú, es de curso legal, por lo que puede ser usada en cualquier transacción económica y circulará de forma simultánea con las actuales.

Las características de la moneda son las siguientes:
Denominación Aleación Alpaca
Peso 7.32 gr
Diámetro 25.50 mm
Canto estriado
Año de Acuñación 2014
Reverso Escudo de armas
Denominación y motivo alusivo a la Huaca de la Luna : 12 millones de unidades

En el anverso se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú, en el borde exterior la leyenda “Banco Central de Reserva del Perú”, el año de acuñación y un polígono inscrito de ocho lados que forma el filete de la moneda.

En el reverso, en la parte central, se observa la representación de la “Deidad de la Montaña” y debajo, los muros del templo antiguo cubiertos con pinturas en relieve. También se aprecia la marca de la Casa Nacional de Moneda sobre un diseño geométrico de líneas verticales, así como la denominación en número y el nombre de la unidad monetaria sobre unas líneas ondulantes. En la parte superior se muestra la frase HUACA DE LA LUNA S. I – IX d. C.

HUACA DE LA LUNA
Es una de las dos colosales edificaciones que conforman el centro urbano-ceremonial conocido como Huacas del Sol y de la Luna, ubicado en la margen derecha del río Moche, al pie del Cerro Blanco, a 8 km al sur de la ciudad de Trujillo, Región La Libertad. Su vigencia en el sitio corresponde a los siglos I al IX de nuestra era.
La Huaca de la Luna está compuesta por tres plataformas y varias plazas. Las investigaciones realizadas en los últimos 22 años permiten establecer dos hechos fundamentales: primero, que abarca dos templos, donde el más antiguo lo forman las plataformas I y II y el templo nuevo corresponde a la plataforma III; segundo, que estos edificios no fueron construidos en un solo proceso, sino que cada cierto tiempo se “enterraba” un templo ex profesamente y se creaba una plataforma más ancha y alta que la precedente, sobre la cual se construía el nuevo templo.
Sin duda, el suntuoso templo antiguo es el que brinda la más hermosa arquitectura, con amplios espacios ceremoniales cuyas paredes fueron cubiertas con pinturas llanas y relieves de intensa policromía. En su fachada, así como en algunos de sus recintos destaca la representación de una de las mayores divinidades mochicas conocida como la “Deidad de la Montaña”.
Dr. Santiago Uceda Castillo – Dr. Ricardo Morales Gamarra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s